Webotrónicos


Un ser webotrónico es un híbrido entre un ser wébico y uno electrónico. Los wébicos, también llamados nativos digitales, son aquellos que no han experimentado el cambio de señal, los que, por tanto, no han vivido disrupción alguna en sus mentes y simplemente no pueden imaginar un mundo sin web. Del eléctrónico puro se dice que es analógico, palabra que huele a rancio de forma un tanto injusta, pues tiene más que ver con la física que con el paso del tiempo. En toda caso, al ser analógico puro le resbala el cambio y no necesita realmente sentirse parte de ningún fenómeno. A medias se sitúa el tipo webotrónico, persona o cosa que nació analógico y ha interiorizado el mundo digital por placer o conveniencia, y que ha visto como su vida es una mezcla constante de realidades digitales que envuelven verdades que ya existían en su mundo, pero que ahora se presentan en modo retina, táctil, conectado y rodeado por legiones de wébicos que permanentemente piensan que han inventado la rueda (digital).

Webotrónicos

Ser webotrónico puede generar ansiedad, ya que el sistema quema la realidad a una velocidad brutal, y nuestras capacidades de filtro están aún muy ancladas en el pasado. Simultáneamente produce enorme placer a los que hemos vivido el cambio, de modo que conocemos sus virtudes, pero también vemos con mayor claridad sus limitaciones y el inevitable tufillo a repetición … O eso creo yo, que a estas alturas ya no puedo evitar sentirme webotrónico perdido.