Verbena de percepciones y arroz con su realidad caramelizada


Dicen que la realidad no existe sino que todo es un juego perceptivo. Entender esto podría costar, pero por suerte para los curiosos, el panorama político actual, igual que la cocina, nos brinda grandes ejemplos del funcionamiento de las famosas leyes perceptivas de la Gestalt.

Una de la claves sobre la percepción más importantes es la conocida como ley de la figura fondo, que dice que “Cuando se focaliza la atención en un elemento, éste se convierte en figura central y lo restante –lo secundario- en el fondo. No obstante, si se invierte la valoración y se presta atención a lo que antes era fondo éste se torna figura.” Es decir, que dónde centremos la atención afecta muy poderosamente a cómo percibamos la realidad.

fig-fdoLa clase política nos ha dado un gran ejemplo de esta ley demostrando que entre el éxito más desbordante y el fracaso más estrepitoso, solo se esconde una cuestión de percepción. Sólo así se hace posible la paradoja de que varios partidos políticos concluyan que han ganado unas mismas elecciones.

Incluso conceptos tan básicos que Epi y Blas nos podrían explicar (“ganar” vs. “perder”) pueden ser cuestionados. Así, los políticos como genuinos agentes que manejan sobradamente el juego truculento de las elecciones y su interpretación, deciden dónde focalizar la atención de los ciudadanos para hacer de una derrota un éxito. Y es que el orden y la forma en la que contamos las cosas cuenta… ¿O es que la reacción de una madre no cambia si su hijo le dice que ha comido un filete con patatas en lugar de que ha comido patatas fritas con algo de carne?


Seamos serios. Cuatro partidos principales, prácticamente todos proclamando su victoria y, sin embargo, como conclusión queda un gobierno que no ha podido constituirse.  ¿Eso es ganar? Y es que estos días son momentos en los que veremos cuáles son las prioridades de cada cual… Mientras el ego personal compite a niveles olímpicos contra  la responsabilidad de país…

Otra de las leyes básicas sobre la percepción es la “ley del contraste” que sostiene que “la posición relativa de los diferentes  elementos incide sobre la atribución de cualidades de los mismos”. Esto no significa otra cosa que nuestra percepción sobre un elemento depende de lo que ese elemento tenga alrededor. Y de nuevo, tanto en política como en cocina hay claros ejemplos.

El debate a cuatro del 24 de Noviembre supuso en tono y contenido un claro contraste frente al debate a dos del 14 de diciembre. Poddebatientes-debate-a-4er comparar estos dos debates consolidó la nueva visión sobre la política, mostrando al ciudadano que hay otra forma de hacer las cosas. Desde el surgimiento de los nuevos actores políticos (Podemos y Ciudadanos) la percepción sobre qué es y qué debe ser la política claramente ha sido modificada. Y es que ahora entiendo cuando mi madre me decía que las comparaciones son odiosas pero a veces necesarias…

Para visualizar este efecto, podemos jugar a imaginar la mítica dieta post-navideña: Los partidos tradicionales (PP, PSOE) representan un arroz blanco; sin sal, pura proteína sin grasas saturadas. Pero al comparar este arroz (debate del 24 de Noviembre) con un plato de verdura; ligero, sin grasas añadidas y fácilmente digerible (debate 14 Noviembre) ¡el arroz es a la verdura lo mismo que las comilonas de navidad al arroz!

La estampa política plantea una “nueva realidad”, un nuevo mapa perceptivo, y lo importante es que este nuevo mapa sea positivo y constructivo para los ciudadanos y para el futuro del país. Sin embargo, y contra todo pronóstico, el resultado de la noche electoral pasa por unos políticos a los que no les gusta perder y mucho menos ceder.

Independientemente de lo que pase en los siguientes meses, podríamos afirmar que los nuevos partidos han hecho un favor histórico modificando nuestra manera de percibir la realidad: políticos, presidentes y oposición, puestos antes las cuerdas por las inquietudes ciudadanas, pero si eso no sirve para generar un gobierno que trabaje de forma mejor para el ciudadano entonces me pregunto ¿de que nos sirve el favor que nos han hecho?


BOTON Headphones nar Crystal Fighters“At Home”

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *