El “perolo” de las elecciones 1


Así me los imagino, todos queriendo llevarse la mejor tajada. Perolo no es probablemente una forma seria de llamar a un perol, que sería lo correcto. Sin embargo, hace ya algún tiempo que “lo correcto” me parece un invento de unos cuantos (el “power”, ya sabéis…) para que palabras mucho más divertidas, con mucho más contenido y connotaciones sugerentes tarden años en formar parte del diccionario de la lengua. Así como a las alternativas mucho más motivadoras les cuesta un mundo abrirse espacio o planteamientos más justos son dejados de lado, como las fórmulas de fármacos o vacunas que curan están en los cajones de los laboratorios, porque antes hay que vender los paliativos que dan mucho dinerito. A ver si al final resulta que la población afectada de malaria en Africa (por poner un ejemplo) se va a curar y yo dejo de vender fármacos. Vamos, hasta ahí podríamos llegar.

luis-de-guindos chavez_y_aznar apbloiglesias rato
rajoy zapatero-risa Albert pedro-sanchez

Hay demasiadas de esas reglas sobre la corrección que más parecen un barniz trabajado durante muchos años con el que nos han vendido una democracia satinada, pulida, que no era tal. Más bien habría que hablar de cómo nos la meten doblada los grupos de poder amparados en las “reglas del sistema”. Benditas clases medias. Con un buen perolo cerca la probabilidad de que haya un buen grupo de mujeres y hombres reunidos es alta, allí donde todo se cuece. La vida alrededor del fuego. En cada región, su perolo. En cada casa, su receta, y en cada grupo de poder, cada organización política o cada hampa criminal, su mierda. Así funciona el juguete. De lo que va todo es de ver quién le da vueltas al perolo, quién lo maneja.

Ahora otra vez toca votar, pues muy bien… Y va a pasar exactamente lo mismo, ¿por qué va a cambiar? ¿Realmente nos consideran tan volátiles, tan indecisos, tan inconscientes de nuestro voto que piensan que vamos a votar diferente? España en su planteamiento político es un juguete roto, que no se arregla ni se recicla. Hace falta un juguete nuevo, pleno de funcionalidades y con la batería cargada. Eso no lo representan los de siempre, pero la fruta nueva tampoco convence, aunque hay que elegir y quizá equivocarse.

Juguete roto como la corrupción y los políticos o la corrupción y los banqueros o la corrupción y los sindicalistas o la corrupción y el presidente de tu comunidad, o los mafiosos de Ausbanc o Manos Limpias, a los Fabra y la camorra valenciana, a todos. A nadie le cambia el semblante, después de una estafa, un desfalco o la tomadura de pelo continua y permanente a una clase media currante, que anda muy desorganizada y confundida. Todo vale, no pasa nada. A los que curramos, no desviamos dinero y pagamos impuestos nos dan y todavía tenemos que sonreír.

Nuestros políticos son títeres del poder como en casi todos los países económicamente desarrollados (y no es excusa que en los países económicamente menos desarrollados esto todavía sea así en mayor medida) . Todo es un teatro. Hasta ahora aún guardaba una cierta esperanza, pero reconozco que han logrado desmotivarme. Somos una clase media tan desorganizada y confundida, que ampara al maleante con poder, que le abraza con su re-voto una vez conocidas sus fechorías, que incluso en los casos más tristes aspira a ser como él, a mangar como él… a tener una sociedad en Panamá. Total, sabemos que la justicia no funciona, o si funciona lo hace de forma bien diferente según el dinero que tengas y lo que puedas comprar, ¿por qué intentar cambiarlo?

No se si esto es solo cosa de España, pero a juzgar por el descojone del señor Luis de Guindos ante el presidente del eurogrupo Jeroen Dijsselbloem, cuando le sugería una coalición Pp- Psoe, ya uno sospecha que aquí hay esa conciencia de que todo funciona digamos… diferente. Me encantan estas reacciones espontáneas. Una carcajada tan abierta tiene mucha más verdad que horas y horas de declaraciones. Eso sí es un mensaje sencillo y claro: me la trae floja.

En buscar un gobierno cediendo de parte y parte, unos y otros no se pondrán de acuerdo. En lo que sí están de acuerdo políticos, empresarios, artistas, la jet y la nobleza, es que si juntan unos dineros, los ponen a buen recaudo fuera del fisco español, para no colaborar en sostener las mismas carreteras y aceras que pisamos todos. Como toda generalización es injusta, pero no deja de ser elocuente, que un solo despacho de abogados, de un solo país, nos ofrezca este espectáculo.130523-03

Lo que más repulsión da no es sólo la falta de ética, la corrupción, los manejos mafiosos y el engaño sistemático, sino la prepotencia, la chulería con la que estos individuos se conducen una vez que se conocen sus fechorías.

Señores, ustedes dan vueltas a un perolo que creen suyo, y se dan a probar, toma una cucharadita Mariano, está flojo de sal Pablo, dile a Pedro que traiga el salero, Albert baja el fuego que se pega… Mientras, todos cocidos como garbanzos, esperamos a que se ocupen de lo verdaderamente importante, de gestionar lo de todos, de crecer, dar empleo y equilibrio a una sociedad menguada y necesitada de empuje e inspiración. No les necesitamos a ustedes, podrían ser otros y estaríamos en las mismas: Lo que necesitamos es que no se chupen sus dedos con el guiso de todos.

Sabemos que este domingo 26/6 en vez de garbanzos echamos votos, y sabemos que del perolo saldrá un desbarajuste igual que el que tuvimos en diciembre. Cierto es que les costará ponerse de acuerdo o no se pondrán de acuerdo en absoluto porque todos querrán meter la cuchara primero. Lo único que les pedimos es que nos ahorren el espectáculo, no nos den el verano, aunque solo sea porque con el calor no estamos para tanto perolo.

Estamos hartos, si podemos escaparemos a la playa y si no lo que queremos es abanico, cervecita y escuchar a las cigarras y que ustedes se vayan a tomar… un refresco.


BOTON Headphones nar Icona Pop “I don´t care, I love it”


Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Un comentario en “El “perolo” de las elecciones

  • Pablo Iñareta

    Estimado amigo, habrá terceras.
    Porque es este país el perol lo guiso y lo reparto yo o lo hace otro, pero un guiso a medias … psssss hay que tener muy buen talante, (quien decía eso?) para que las cosas así salgan medianamente comestibles.
    Puedo prometer y prometo que los míos no saldrán, pero iré a votar, sin duda alguna, aunque piense que la ley electoral de este país es un bodrio, hecha a medida de unos cuantos, donde no todos los votos valen lo mismo. hombre por favor!!!! Y espero que el resultado de las terceras sea el mismo, y el de las cuartas, y el de las quintas, quizás así alguien se de cuenta de que excepto para las empresas que viven de lo publico, las grandes constructoras, con su reparto amañado de obras, sobre todo, de que son prescindibles, 100%. Como dijo Rajoy, y digo dijo porque luego …, no hacen falta mas leyes, hay que cumplir las que tenemos (hasta que llegue yo y las haga a mi medida)