El hijoputa existe 1


Así, en genérico, sin sexo determinado. En este particular se ha alcanzado el cielo de la igualdad. Están por todas partes, y nos hacen la vida más difícil, nos ponen palos en las ruedas de nuestra cotidianidad. Nos engañan, decepcionan, manipulan… están ahí.

¿Nacen o se hacen?, esta es una cuestión largamente debatida, en mi opinión nacen. Vienen predeterminados por algún gen, hijoputa en sí mismo, y ya desde bien pequeños dan muestras de su existencia.

¿Disfruta el hijoputa con sus acciones? ¿Duermen tranquilos? ¿Qué sucede cuando un hijoputa se encuentra con otro hijoputa?.

Estas y otras cuestiones sobre este particular nos atormentan en nuestro devenir diario mientras no dejamos de preguntarnos el porqué del comportamiento de estos sujetos, mientras ellos maquinan, conspiran, perpetran y logran castigarnos con sus felonías.

Mientras tanto esta sociedad pacata, blanda, y políticamente correcta hasta el vómito articula leyes, desempolva derechos y les ofrece óptimas condiciones para seguir con su patente de corso.

Tenemos ejemplos a nuestro alrededor en todos los ámbitos, familia, vecinos, colegios, centros de trabajo, políticos… abundan, proliferan, se multiplican, es una plaga, no existe remedio…o tal vez sí?

Apliquemos, un tratamiento continuo, de largo recorrido. Empecemos desde nuestros pequeños ámbitos a poner al hijoputa frente al espejo de su despreciable imagen. No nos callemos, digámoselo a la cara…

Al hermano que nos roba…hijoputa

Al hijo desagradecido…hijoputa

Al inquilino que no paga…hijoputa

Al dueño del perro defecador y/o ladrador…hijoputa

A la mamá que aparca en triple fila todas las mañanas en la puerta del colegio … hijaputa

Al acosador de instituto…hijoputa

Al vecino ruidoso…hijoputa

Al conductor temerario…hijoputa

Que lo oigan, hay que decírselo bien alto, deben sentir en la nuca el aliento de los que les rodeamos, deben saber que les conocemos, sabemos quiénes son…¡tú sabes quienes son!

periodista hungara

(bastante hijaputa)


BOTON Headphones nar  Oasis,“All Around The World”


N.del E.

El aumento del hijoputismo está contrastado por medios incontestables como El Mundo Today (2013), ese medio diferente que cuenta las cosas de coña para que todos nos las tomemos en serio, o en clásicos programas educativos como La Hora Chanante.

Si quieren un manual riguroso para comprender al hijoputa lean “Discurso Sobre el Hijo de Puta” (1977), el fabuloso brote catártico del inclasificable Alberto Pimenta.


Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Un comentario en “El hijoputa existe