BrandyMan


La esencia de una marca debería ser su capacidad de empatizar con lo que le rodea ya que si no se implica en su contexto, no perdurará. Conocer el medio y jugar un papel honesto en él, eso debería ser.  Si entendemos una marca como una abstracción en la que encerrar una idea, producto o servicio para ser vendido, manejando los intangibles, sabemos que solo cuando esa marca mejore la vida de los que, por otro lado, hacen posible su existencia, será reconocida de forma plena.

En algunos ámbitos, sin embargo, no se entiende este concepto amplio de marca ya que, al parecer, el término lleva de forma demasiado intensa al comercio, marketing, economía y capitalismo. En mi opinión ese discurso ya hay que cerrarlo del todo. Cualquier idea, sea esta comercial, social, científica, o de cualquier otro tipo, lleva aparejada una puesta en escena ante aquellos a los que pretende llegar con su mensaje, lo llamemos marca o de cualquier otra forma. Los mecanismos de éxito en el nuevo paradigma donde se premia la transparencia hacen que más que nunca tengamos que enfocarlo de esa manera, sea Apple, Amnistía Internacional o la Yihad Islámica.

BrandyMAN Def 2

Os presento a Brandyman, un superhéroe cotidiano, de UtópicA, un planeta móvil, que busca acercarse a las marcas, conocerlas y exigirles lo que cree que debe. No es complaciente. No admite engaños. Intenta ser honesto y pide honestidad a las marcas, como cualquier consumidor debería hacer. No le gusta que todo sea exclusivamente un juego de percepciones y menos aún un tablero financiero y a cambio de su fidelidad reclama trato justo en los procesos desde que se concibe una idea hasta que llega en forma de marca a la vida de una persona.

La sociedad necesita transformarse en algo mejor cada día. Trabajo no le falta, hay muchas necesidades y más que irán surgiendo. Hasta ahora hemos depositado una responsabilidad justa e ilimitada en nuestra administración, pero Brandyman piensa que hay grupos poderosos, grandes marcas a la cabeza, que pueden hacer mucho más por la sociedad que en definitiva es la que les mantiene donde están a través de sus desembolsos. Su fidelidad no debe ser compensada sólo con un buen producto o servicio, que se da por hecho, sino con un compromiso serio con la sociedad en la que vive.

De Responsabilidad Social Corporativa mejor no hablamos. La sensación es que no es tan responsable, tan social y si muy MUY corporativa. Eso se lo dejo a Brandyman, que tiempo tendrá de analizarlo.