50


Cuando se titula así un artículo, con un número, es fácil provocar ciertas expectativas que luego hay que colmar. Esta es la primera vez que hablo desde dentro de Controwebsia como editor del tinglado. No lo haré muy a menudo, porque me parece más estimulante dejar que camine con su paso, alimentado por el empuje de muchas manos y corazones, aunque hoy hemos cumplido una primera etapa y eso sí hay que contarlo.

Cincuenta castillos de arena 715

Construir un castillo en la arena solo siempre me pareció muy aburrido, mientras que construirlo en grupo, con esa absurda abnegación playera y sabiendo de antemano que el fin de esa obra es la destrucción total, bien por efecto de las olas, bien por los pisotones catárquicos de la masa exaltada antes de abandonar la playa, me fascina. Como la confianza, se construye con tiempo y esfuerzo y se destruye en segundos.

Uno que trae un palo, otro que insiste en hacer un túnel que se cae mil veces, otro que se pierde haciendo una muralla que todos sabemos que se llevará la primera ola, luego está el de los cubos, bajando y subiendo agua, dando paseítos a la orilla hasta la extenuación. Siempre surge un espontáneo director de obra, el juguetón que pone piedras, el que hinca una chancla de plástico en una torre, y el que mira. En todas las obras hay mirones. Todos los arquetipos en bañador… Es un fantástico ejemplo de cómo haciendo algo perfectamente inútil podemos ser felices.

Controwebsia es perfectamente inútil.

Controwebsia es un castillo de arena de la comunicación. Nada va a cambiar porque este proyecto avance más o menos. Nada externo a nosotros mismos. De lo que se trata es de si nos apetece opinar en público, en alto, reflexionando, escribiendo y publicando sin pasar de largo y no nos conformamos con opinar por los pasillos de las redes sociales, compartiendo la opinión y el contenido de otros. Controwebsia es ese espacio en el que nos gustas tú, no tus retweets. Es ese castillo, en el que tu montoncito de arena es bienvenido.

¿Cincuenta qué?

Los números tienen una magia especial: cuentan cosas, las ordenan, nos dan idea de volumen y dimensionan nuestra existencia, pero si no se acompañan de la sustancia, de la emoción, de una naturaleza que los llene de contenido, no son nada y defraudan.

Esto es muy evidente cuando hablamos del tiempo…

 ¿Es un minuto mucho o poco tiempo?

Todo depende. Desde mi propia experiencia puedo confirmar que tan sólo 5 palabras dichas por un médico en apenas 3 segundos te cambian la vida: así de sencillo. De mi particular lucha con el tiempo y estos minutos que yo llamo minutos-bisagra ya os hablaré en otro momento si me brota. Sirva solo de ejemplo de lo relativos que son los números.

¿Son 50 entradas en Controwebsia muchas o pocas?

50 centímetros es lo que tiene una buena paella (para 13 comensales más o menos) y también casi 50 cm es lo que mide la porra de un policía… (cuidado con las fáciles interpretaciones) y 50 coches contaminan lo mismo que un autobús. Eso dicen. ¡Coño!, si hasta las Sombras de Grey eran 50 (menuda patata de novela, añado)

Si lo llevamos a la fotografía, 50 mm es el objetivo normal, aquel que equivale al ojo humano en cuanto a su distancia focal. Igual que lo miramos todo en Controwebsia: directo, sin distorsiones ni aberraciones. El ojo de pez se lo dejamos a otros, a esos que nos quieren vender motos de forma permanente. A los políticos y al “power”, ya sabéis.

50% es la mitad de algo, y demasiadas decisiones se toman en función de que se supere esa mitad… desde las mayorías simples hasta la dosis letal (DL50) en toxicología.

En este recorrido inicial se ha ido creando una lista de recomendaciones musicales bastante extraña (no podía ser de otra manera) que queremos compartir con vosotros como regalo de celebración.

BOTON Headphones narnarCONTROWEBSIA PLAYLIST


Rick Astley nos ha dedicado su álbum “50” después de muchos años cantando el mismo temazo “Never Gonna Give you up”. Es un honor. De hecho, este superviviente es el único que personaliza broma-fenómeno viral en red: El Rickroll. Ja.

¡Gracias Rick!

Cincuenta entradas son el comienzo de la historia. Gracias a los lectores, gracias a los colaboradores. Seguimos abiertos y te esperamos, colabora con nosotros.

 

open-sign-blog


BOTON Headphones nar Mike Farris “Power Of Love”

 

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *